RECOGIDA DE RESIDUOS ORGÁNICOS EN MADRID

CONTENEDOR MARRÓN DE LA ORGÁNICA

Desde finales de 2017 el Ayuntamiento de Madrid está recogiendo los restos de materia orgánica en el contenedor marrón. La recogida comenzó con algunas zonas pioneras, y poco a poco se ha ido extendiendo por toda la capital hasta llegar a la etapa final, en la que nos encontramos actualmente.

Campaña Acierta con la orgánica

La nueva, y última fase de recogida comenzó el pasado 1 de noviembre, en los distritos de Fuencarral-El Pardo, Carabanchel, Usera, Moratalaz y Retiro. 

El 1 de diciembre se incorporarán los distritos de Chamartín, Salamanca y Barajas.

El 1 de septiembre 2020 se completará la ampliación con la puesta en marcha de la nueva recogida en el distrito Centro. Finalizando así, todas las fases de implantación de la recogida.

Más información en Aciertaconlaorgánica.es

La nueva recogida de la fracción orgánica se pone en marcha, debido a que más del 40% en peso de nuestra bolsa de basura diaria es orgánica. Para poder aprovechar estos valiosos residuos (recursos) y obtener energía en forma de biogás y fertilizante natural. La calidad de este producto va a depender en gran medida, de lo bien o mal que hagamos la separación en origen, en casa.

Por tanto somos la pieza clave del proceso, y debemos saberlo.

Cada vez que he comentado en mi entorno (Fuencarral El Pardo) la llegada de la nueva recogida, y lo que eso va a suponer para el vecindario, la mayoría me ha indicado que no tenía ni idea de la llegada del contenedor marrón. Y además, no la entienden. Cosa que es más preocupante.

Falta información. Faltan talleres de separación de residuos por colores. Faltan talleres para aprender a separar en casa y además, llegar a hacerlo bien. Y sobre todo, comprender qué es lo que pasa más allá del camión de basura.

No se trata solo de un tema de conciencia o sensibilidad ambiental. Es un problema de gestión y optimización de un servicio que pagamos entre toda la ciudadanía.

Sin información, nuestro dinero se irá en una nueva ruta de recogida y tratamiento. El vecindario estará cabreado por la nueva separación y nuestro producto final estará lleno de impropios. Materiales que no deberían estar ahí.

La orgánica ya está en Madrid y ha llegado para quedarse. En los próximos años, ¿veremos con el marrón al resto de municipios de la Comunidad de Madrid?

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.